LA POLITICA CONTRA EL CRIMEN

PABLO AMEZCUA RIOS

            La política criminalística es compleja y difícil en todos sus aspectos, al formar parte del Derecho penal debe regirse bajo estos principios, pero con fundamentos de un sinnúmero de disciplina diferentes como la Historia, la Sociología, la Medicina, la Psiquiatría, la Neurología, la Psicología, la Antropología, etc.

            Para entender la política criminalista debemos estudiar cinco aspectos básicos: la prevención del delito, control y administración de cárceles, reclusorios y tribunales para menores infractores; tratamiento integral de reos, el control y las consecuencias familiares y sociales y la seguridad social, con su consecuente problemática moral.

            No debemos perder de vista que el Estado tendrá la obligación de favorecer la seguridad, sin embargo, esto también dependerá del tipo de líder que ejerza el poder y lo que la sociedad misma espera que se haga, ya sea como resultado de una campaña política o del carácter ideológico de la misma sociedad. Por eso es indispensable hacer un diagnóstico social antes de emprender una política de Estado, evitando campañas alarmistas que señalen de manera equivocada a grupos marginados como “causantes” o “víctimas” de determinadas conductas.

            La ambigüedad ideológica del concepto política criminalística crea gran confusión, pues muchas veces se habla de “grupos vulnerables” como víctimas del delito y en  otras ocasiones estos “grupos vulnerables” aparecen como “posibles victimarios”, por ello debemos distinguir las comisiones delictivas que vulneran la seguridad pública por su alto contenido de violencia, como lo relativo al narcotráfico, de aquellas acciones violentas individuales que crean temor en la población.

            Desde la perspectiva de la economía se afirma que a mayor criminalidad menor desarrollo económico y viceversa, pero esto no se puede generalizar para todos los delitos, pues no se parecen sus características criminológicas del delito de robo al homicidio, por eso no se puede aplicar el mismo sistema de prevención o de atención para todos sino un proyecto específico para cada delito.

             La política habla de términos como “globalización”, que buscan unificar reglas, valores y objetivos con el fin de integrar a la humanidad como un todo, pero no es posible entender lo relativo al homicidio a través de otras culturas, se toma como referente y encaminar las políticas según nuestra idiosincrasia con base en el conocimiento profundo y científico del problema y en el diagnóstico de cada uno de los delincuentes. Otro problema en México es que no existe un sistema estadístico confiable.

            Las políticas de salud mental deben incluir diversos parámetros, pero la política que se aplica a la prevención del delito, debe fundamentarse en lo siguiente:

  1. Detección oportuna de enfermedades mentales:
  2. Educación médica continua, a médicos generales y especialistas de otras áreas, para aprender a detectar de manera eficaz y oportuna los primeros síntomas de enfermedades en la infancia y adolescencia sin discriminar, e incrementar el número de plazas para estudiar psiquiatría y neurología.
  3. Programas de educación continua, para maestros y educadores para que aprendan a detectar a los niños que padezcan enfermedad mental y orienten a los padres para recibir un tratamiento o facilitar la canalización a los servicios especializados.
  4. Programas específicos de orientación familiar, para evitar maltrato de los familiares hacia la persona diagnosticada, y además la concientización que se debe tratar como cualquier otra enfermedad, en especial con la administración de fármacos y la aplicación de terapias.
  5. Abasto de aparatos tecnológicos modernos para el adecuado diagnóstico de enfermos mentales en todos los centros hospitalarios, adecuado abasto de medicamentos en donde se administren.
  6. Ampliar los programas de rehabilitación para cada una de las enfermedades mentales, incluyendo redes sociales de ayuda y programas de información específica.
  7. Tratamiento por médicos especialistas en psiquiatría y neurología dentro de todas las cárceles, reclusorios y tribunales para menores del país, considerando a todos los delincuentes como enfermos pero en especial a los que comenten delitos graves como homicidios, violadores, secuestradores, etc.
  8. Orientar e informar a los familiares para hacerlos responsables de otorgar las facilidades para el tratamiento de sus enfermos, así como informar a la población en general de esta obligatoriedad para brindar tratamiento y rehabilitación e integridad social.
  9. Permitir que las casas de asistencia, protección social y similar sean vigilados por personal especializado en psiquiatría y neurología para que se apliquen programas específicos de rehabilitación y reintegración social y funcional de acuerdo con las capacidades de cada enfermo.
  10. Incrementar el número de centros de salud especializados y número de plazas para psiquiatras y neurología que atiendan en consulta externa a todos aquellos que lo soliciten, así como salir a detectar pacientes en centros escolares y laborales.
  11. Favorecer que la Secretaria de Educación Pública mantenga grupos de detección y tratamiento de niños con capacidades diferentes, como grupos de niños hiperactivos, disociales y otros que padecen enfermedades mentales y no son diagnosticados o, si acaso lo han sido, son discriminados.
  12. Incrementar la planta de profesores especializados en niños, adolescentes y adultos con enfermedad mental.
  13. Crear nuevas escuelas para niños, adolescentes ya adultos en donde se fomenten las artes, el deporte y la creatividad en general para permitir el mejor desarrollo de este tipo de pacientes.
  1. Programas específicos para rehabilitar a delincuentes, que incluyan:
  1. Incrementar programas de educación escolar para niños, adolescentes y adultos con enfermedad mental, en las que se incluya:

La suma de estas medidas resultará en una nueva concepción de enfermedad mental y por ende una nueva forma de abordar el problema, modificando desde su raíz la concepción, entendimiento y tratamiento de delincuentes.

Debemos entender el mecanismo de las alteraciones mentales que lleven  a delinquir, para que de manera ideal, modificarlas y evitar este tipo de conductas.

La pregunta frecuente es si los jóvenes que consumen drogas son sujetos que previamente funcionaban mal, y esto los llevo a hacerse dependientes de ellas, o bien su consumo frecuente les ocasiona un daño cerebral tal que no es posible que dejen  de usar las sustancias nocivas. Los seres humanos dividimos para analizar y al reintegrar la información ya no es sencillo comprenderla, si analizamos la conducta delictiva de un sujeto, ahí autores que nos llevan a pensar  que el medio social en el que se desenvolvió era anormal y como consecuencia su conducta aprendida fue deficiente, sin embargo sabemos actualmente que no por vivir en un medio social con carencias la gente delinque, de manera que no se puede generalizar.

Muchos autores han observado que hay delincuentes que comente su primer acto delictivo motivado por alguna fantasía, pero la acción resulta tan gratificante que dispara la adrenalina y ésta, a su vez, motiva la repetición.

 Es por eso la importancia de la creación de todo esto para encontrar factores determinantes, y así anticipar la violencia generando delincuentes a granel.

28 Comments

  • GONZALO GOMEZ SANABRIA dice:

    Felicitaciones, pone a reflexionar en la necesidad de implementar planes prospectivos.

  • Laura Neira dice:

    Interesante aporte… prevenir es mejor que lamentar….

  • ROCIO GONZALEZ CHAVEZ dice:

    FELICIDADES COLEGA Y COMPATRIOTA, BUEN TEMA, GRACIAS POR COMPARTIR

  • Ana Maria Siefken dice:

    Muy buen tema, muy interesante esta intervención

  • Andrea dice:

    Muy buena exposición! A las politicas y programas de salud mental hay que sumarle recursos humanos con una merecida valoración. Sls.

  • Selene Ortega dice:

    Muy importante el enfoque trasdiciplinar con el cual abordas esta problemática que viene sobrepasando a las familias, la sociedad y al Estado mismo y sus políticas.
    Gracias.

  • tania dice:

    Muy importante tener claridad sobre estos temas, para entender de forma global el componente biopsicosocial del criminal.

  • Edgar U Santacruz A dice:

    Muy buen tema, pero en lo particular como ve lo que esta sucediendo en México, donde aplena vista el crimen organizado manda al poder ejecutivo y a que se le salio el control de las manos?

  • YAZMIN RIOS dice:

    Es un tema que toma en cosideración distintos factores, acá en PR lamentablemente se ha incrementado la criminalidad y de igual forma los casos en salud mental

  • ULISES ZEPEDA RIOS dice:

    LA PONENCIA ES BREVE PERO SUSTANCIOSA PUES COMO SABEMOS ESTE TEMA ES UNO DE LOS MUY POCO TOCADOS EN PAISES COMO EL NUESTRO Y OTROS DEL ORBE Y QUE DEBERIAMOS DE PROFUNDIZAR POR QUE POSIBLEMENTE AHI RADIQUE LA SOLUCION DE MUCHOS DE NUESTROS PROBLEMAS ACTUALES SALUDOS AL COLEGA

  • alexander vallejo dice:

    Muy buena la ponencia, definitivamente si es mejor imprimir mas recursos en la prevención que en el tratamiento, daría mas resultados, pues se ven muchos reclusorios y cárceles con ascinamiento donde la resocializaciòn es poca, de todas maneras los estados asignan muchos recursos para estos fines.

  • Dr.Wilmer Ortega dice:

    Que reto, el de anticiparse a la violencia y atacar los factores que pueden incidir en su aparición. Gracias por su aporte

  • Edgar Ignacio Niño Lopez dice:

    interesante tema, gracias por su aporte, la ponencia nos permite ver como se aumenta el indice de criminalidad en el ámbito de la salud mental.

  • la salud mental aumenta el indice de criminalidad no solo en Mexico sino también en los países del mundo entero, debemos de contrarrestar e inventar parámetros preventivos. gracias por la ponencia, tema interesante.

  • Patricia Pinargote dice:

    Muy interesante el tema.

  • Se viene hablando hace rato de la necesidad de generar una política pública criminal con enfoque a la prevención, la inversión en el componente social puede generar menos costos que el sostenimiento mismo de los Centros Carcelarios, reflexionando que estos en la mayoría de los casos se vuelven igualmente centros de aprendizaje a nuevas conductas delictivas, dadas las condiciones infrahumanas de las mismas, como hacinamiento, corrupción y una capacidad instalada inferior a la población lo que no da mayor cobertura a programas establecidos en las mismas, su aporte es importante en la medida que debemos trabajar inter y transdisciplinariamente en la Construcción de la Política Pública Criminal con aportes proactivos, con un enfoque biopsicosocial e intervención fuerte de las Ciencias Sociales.

  • Magdalena Chavez Mariscal dice:

    EXCELENTE TEMA COLEGA Y PAISANO MEXICANO EL TENER CONOCIMIENTO E INVESTIGAR LAS BASES BIOLOGICAS DE LA CONDUCTA HUMANA ES UN PARTE AGUAS EN EL CAMINO A UNA SOCIEDAD MAS SANA MENTALMENTE.

  • Martín Covarrubias dice:

    Considero que la exposición en su síntesis que aborda es completa y aún más radical en sus propuestas que trascienden lo que hasta el momento se ha realizado y sin mucho éxito en nuestro país. Saludos. Felicidades.

  • Gloria Lucia García Alvarez dice:

    Saludo…
    Con este tipo de propuestas tan inspiradas e inspiradoras, las nuevas promociones de psicólogos y los que ya llevamos mucho recorrido en este mundo de la salud mental, estamos en la obligación de participar más activamente en las propuestas políticas de nuestros países. El llamado a participar en las deliberaciones conceptuales y políticas de nuestra sociedad es urgente. Muchas gracias por su aporte.

    Gloria Lucía García Alvarez
    Universidad Católica de Colombia
    Psicólogos Consultores
    Evidencia Digital

  • Oscar R. Castillo dice:

    Pienso que tradicionalmente las políticas contra el crimen ha sido de corte netamente punitivo y han priorizado la represión, y no tanto la prevención, el tratamiento a las y los victimarios; y por supuesto, el tratamiento integral que debe brindárseles a las víctimas.
    Ejemplo de ello es El Salvador, en donde los últimos 4 gobiernos previos al presente han desarrollado políticas al estilo “Mano Dura”; y sin embargo, la atención en los centros penitenciarios y a las víctimas ha sido algo poco o nada priorizado.
    Sin dudas, las psicólogas y los psicólogos tenemos mucho que proponer y dar en ese sentido.
    Saludos.-

  • pablo amezcua dice:

    el tema es muy extenso e interesante, es mucho trabajo por hacer, lamentablemente como comentan arriba, estamos en una sociedad donde el crimen organizado nos gobierna, a veces es necesario hacer sacrificios y cambios para mejorar,

  • denysse Pinto dice:

    Interesante, mil gracias.

  • leidy paola martinez roa dice:

    es necesario incrementar los programas de prevencion y promocion en lo que respecta a la salud mental de laspersonas haber si de esta forma se minimiza las conductas criminales

  • Soledad Dawson dice:

    Considero que la respuesta al crimen debe ser integral y con la participación de todos los actores sociales. Muchas gracias!

  • DUENDY KIRA RAMIREZ SANCHEZ dice:

    DIOS QUIERA ESTE TEMA SEA DE EDUCACION PUBLICA PARA TODOS LOS SERVIDORES DEL SISTEMA JUDICIAL LA FAMILIA COMO BASE PRIMARIA EN LA PREVENCION DEL DELITO ES ESENCIAL SEGUNDO EL ACCESO A UNA BUENA EDUCACION TERCERO LA OPORTUNIDAD DE UN BUEN TRABAJO ACORDE CON TUS ESTUDIOS DE ELECCION Y POR ULTIMO PROGRAMAS SOCIALES QUE FACILITEN LOS 3 PUNTOS ANTERIORES. GRACIAS POR LA PONENCCIA

  • yohana dice:

    muy buena exposicion y clara pero a veces el estado no realiza las politicas de prevencion recordemos tambien que todo viene de casa

  • DAVID PABLO MONDRAGON ALBARRAN dice:

    MUY INTREZANTE LOS TEMAS TANTO DE TRATAMIENTO Y LA PREVENCION ASI COMO LOS ASPECTOS GENERALES DE UN BUEN MANEJO PARA PERSONAS QUE SUFREN ALGUN TRASTORNO SPIQUIATRICO

  • IVAN DOMINGUEZ GONZALEZ dice:

    Me parece una excelente investigación y coincido plenamente en las necesidades planteadas en las que la sociedad y el Estado aún tienen muchísimo trabajo por hacer para disminuir la criminalidad en México.

    Comparto plenamente las tesis aquí expuestas pues coinciden en mi punto de vista en cuanto a que el mejor resultado en materia de prevención de la delincuencia se podrá lograr conforme se atiendan de forma mas temprana posible en los niños y jóvenes que presentan conductas desviadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *