¿AMOR O VIOLENCIA JUVENIL?

FERNANDO GÁLLIGO ESTÉVEZ

Introducción

Para analizar la situación actual de la preocupante problemática detectada de malos tratos en algunas de las relaciones afectivas de parejas jóvenes vamos a analizar el encuadre social actual y sus principales factores influyentes para empezar a comprender las principales causas y por tanto poder buscar posibles mejoras que favorezcan unas relaciones afectivas sanas

Contexto social actual

Partiremos del análisis de la situación social en que nos encuadramos y que explica en gran manera el aumento de casos de malos tratos en parejas jóvenes según las principales fuentes informativas.

El cambio de las relaciones familiares desde el autoritarismo de la mitad del siglo veinte a la permisividad, en ocasiones excesiva, de la década de los años ochenta hasta la actualidad ha producido una disminución de las normas y límites educativos que ha propiciado una mayor conflictividad intergeneracional.

Los acelerados cambios de costumbres no suficientemente digeridos en la inestabilidad sociocultural actual también producen problemas en las relaciones intrafamiliares por vivir pautas culturales distintas padres e hijos en muchas ocasiones.

La creciente aparición de nuevos y a veces complejos tipos de familias, con coexistencia de miembros de distintas familias quebradas, con las dificultades de compaginar y unificar criterios educativos.

Por otra parte también está influyendo la coexistencia social de personas provenientes por las distintas migraciones e inmigraciones de modelos culturales muy diferentes e incluso en ocasiones con valores opuestos lo que ha generado diferencias culturales que han devenido a veces en conflictos, especialmente en parejas pertenecientes a distintas culturas.

Así mismo el cambio de las grandes familias a las familias atomizadas, muy especialmente en los casos de separaciones y divorcios, creando una debilitación de los lazos de identificación personal por la desintegración familiar. 

También afectando la mayor vulnerabilidad  económica propia de la sociedad globalizada acrecentada así mismo por la grave crisis económica actual especialmente en España que aún sin ser suficientemente reconocida ni abordada de la manera más justa y eficaz por  los responsables gubernamentales han determinado una sensación de inseguridad económica a grandes capas de la ciudadanía. 

Todos éstos cambios continuos generadores de crisis personales que no pueden ser asimilados adecuadamente junto a la existencia de una crisis de valores sociales hace urgir la creación de un nuevo y mejor modelo de sociedad, más humana y más sana.

Aumento de los distintos tipos de violencia

Por la interrelación de varios de los factores anteriormente descritos se ha producido especialmente en las tres últimas décadas un aumento progresivo de distintos tipos de violencia en la sociedad actual española.

Así podemos encontrar cotidianamente en cualquier medio de comunicación distintas noticias que una y otra vez avalan lo comentado, que lejos de ir en disminución va adquiriendo una cada vez más preocupante frecuencia para algunas personas y para otras una resignación normalizada.

La contínua publicación de incidentes de agresiones dentro de las parejas de cualquier edad, que lejos de disminuir parecen continuar aumentando tanto en los casos más graves como en el resto de ellos, y donde además van incorporándose cada vez con más frecuencia casos de violencia mutua y de mujeres jóvenes agresoras, hasta ahora muy escasamente existentes en mujeres de cualquier edad.

Igualmente se están incrementando los casos de hijas e hijos menores o mayores de edad que agreden a sus progenitores.

Los episodios de violencia entre jóvenes y adolescentes aumentan también su cotidianeidad y gravedad con una preocupante normalización de la violencia como equivocada forma de intento de resolución de conflictos.

Entre las personas de más edad también se detecta un aumento de la violencia contra desconocidos o incluso hacia profesionales educativos, sanitarios y de seguridad especialmente.

Igualmente el repunte de violencia alcanza en las agresiones por minusvaloración hacia personas con distinta etnia, imagen física, marginalidad, discapacidades u orientación sexual no mayoritaria por una intolerancia manifiesta contra las personas diferentes atribuidas de forma descalificadora por quienes les agreden.

Preocupante permisividad social ante la violencia

Lejos de haber generado los gobernantes y autoridades sociales una ola creciente de rechazo social hacia cualquier tipo de conductas violentas se siguen valorando de forma distinta los distintos tipos de violencia, de modo que no hay una condena social ni jurídica unánime hacia todos los tipos de violencia, por lo que se produce cierta condescendencia hacia algunos de ellos al no sentirlos como preocupantes o reaccionar con tibias sanciones.

Las autoridades educativas, políticas y en ocasiones también las judiciales se manifiestan de forma muy distinta según quien sea la misma víctima de la violencia sancionando de maneras muy desiguales y desproporcionadas las acciones violentas según el mayor o menor alarmismo social potencialmente producido.

Por otra parte también es perjudicial la cotidiana exaltación de comportamientos violentos que se muestran en series y películas en la mayoría de las cadenas televisivas, así como en las salas comerciales de cine; algunas tertulias, debates y programas de televisión donde se fomenta o transige con posicionamientos agresivos contra las opiniones distintas.

Muchas veces tampoco se está realizando un tratamiento educativo de la violencia en las noticias y telediarios en una sociedad poco lectora y por ello insuficientemente reflexiva.

Al mismo tiempo se echa de menos una mayor potenciación social de los valores positivos del esfuerzo y el mérito del trabajo bien hecho, de la cooperación humana y la solidaridad cotidiana, que debieran ser las conductas habituales y generalizadas, valoradas y promocionadas en todos los ámbitos de la vida.

Algunos datos preocupantes del estudio

“Igualdad y Prevención de la Violencia de Género entre la Adolescencia y la Juventud”

A mitad del mes de julio del presente año 2010 el actual Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente Acosta, daba a conocer en rueda de prensa los principales datos del estudio realizado por un equipo investigador dirigido por la profesora María José Díaz-Aguado de la Universidad Complutense de Madrid para el Ministerio de Igualdad.

Se analizaron las respuestas dadas por 11020 estudiantes con una media de 17 años. 2727 docentes, 254 equipos directivos educativos, 335 centros educativos con la colaboración del Ministerio de Educación y 17 Comunidades Autónomas llegando entre otras a las siguientes reveladoras conclusiones:

Un 4,96 % de las chicas reconocieron haber sufrido maltrato en relaciones de pareja y el 3,21 % de los chicos reconocieron haber maltratado.

Para un 12,2 % de chicos y un 5,8 % de chicas, la mujer no debe llevar la contraria.

Según el 10,9 % de chicos y el 5,4 % de chicas, si una chica maltratada no deja una relación es porque no le disgusta del todo.

Para el 22,7 % de chicos y el 7,2 % de las chicas está justificado emplear la violencia si les quitan algo suyo.

Un 33,5 % de chicos y un 29,3 % de chicas opinaron que los celos son una expresión de amor.

Sólo el 64,7 % de los chicos y el 76,14 % de las chicas rechazaban el uso de actitudes sexistas y violentas.

Éstas cifras porcentuales nos hacen ver que ya en éstas tempranas edades se están dando las primeras manifestaciones violentas en jóvenes parejas y que por lo tanto es totalmente necesario incidir mucho antes y en mayor medida en la educación igualitaria como la principal prevención

Noticias trágicas sobre violencia de jóvenes contra jóvenes

Repasando las hemerotecas de la prensa diaria de los últimos años en España encontramos muchas, más bien demasiadas, noticias de delitos violentos cometidos por jóvenes contra otras personas de su mismas edades, de forma muy resumida vamos a reseñar algunas de éstos hechos con comportamiento delictivo.

Abril del 2000 en Murcia un adolescente con 16 años mata con una katana a su propia madre, a su padre y a una hermana afectada de síndrome de down.

Mayo de ese mismo año en San Fernando (Cádiz) dos adolescentes de 16 y 17 años asesinan y degollan con 32 puñaladas a otra adolescente de 16 años.

Mayo del 2003 en Leganés (Madrid), un joven de 21 años, un adolescente de 14 años y sus dos cómplices de 17 y 16 años, violan, atropellan y queman a una joven de 22 años afectada por una minusvalía psíquica.

Noviembre de 2008 en Ripollet (Barcelona), dos adolescentes de 15 y 14 años asesinan a una compañera de clase tras recogerla de su casa.

Enero del 2009 en Sevilla, un joven de 20 años y un adolescente de 15 años junto a otros cómplices violan y asesinan a una adolescente de 17 años.

Julio del 2009 en Baena (Córdoba), cinco adolescentes entre 15 y 13 años y un joven de 21 años violan en un patio de viviendas a una adolescente de 13 años.

Julio del 2009 en Isla Cristina (Huelva), siete adolescentes violan en la playa a una adolescente de 13 años afectada por una minusvalía psíquica.

Abril del 2010, una adolescente de 14 años es asesinada tras agonizar durante 3 días en un pozo donde fue arrojada por una adolescente conocida de 14 años y otras cómplices de semejante edad.

En todos éstos casos hubo una manifiesta falta de los más básicos valores de respeto humano y de valoración de la vida por la inadecuada e insuficiente educación recibida así como por la persistencia de mitos e ideas erróneas sobre la amistad, la resolución de conflictos, el amor, la pareja, la independencia emocional y los malos tratos, así como la evidente ausencia de normas y límites del modo adecuado.

Algunas características preocupantes de muchas relaciones de pareja en jóvenes.

Entre los comportamientos afectivos de muchas parejas jóvenes, muchas veces incluso siendo todavía menores de edad, nos encontramos cada vez con más frecuencia diversas conductas facilitadoras de conflictos y potencialmente que pueden predisponer a malos tratos en la pareja.

Se está percibiendo gran precocidad en muchas de las relaciones, incluso algunos casos de preadolescentes, lo que puede suponer una mayor vulnerabilidad.

Aumentado el riesgo por la aceleración en ésta relaciones, con emparejamientos a los pocos días o semanas de conocerse, comenzando a vivir juntos casi de inmediato, embarazos a los pocos meses o al año de conocerse, abandono de los estudios o del trabajo…

Relaciones con conflictividad frecuente por no tener habilidades adecuadas de negociación y de resolución de conflictos.

Reproducción de comportamientos de violencia cruzada entre las dos partes de la pareja sean o no del mismo sexo.

Aumento progresivo de conductas violentas en algunas chicas.

Maltrato cada vez más precoz y de más gravedad.

Agravamiento creciente rápido del maltrato, incluso en algunos casos hasta producir torturas con ensañamiento, lesiones graves o asesinato.

Casi la mitad de las agresiones produciéndose en los primeros meses de relación o/y convivencia.

Se detecta que la falta de normas y límites desde la educación básica, insustituible e imprescindible familiar produce baja tolerancia a las frustraciones y conductas agresivas y violentas.

La auténtica educación como la mejor prevención de conductas antisociales y violentas.

Como ya han demostrado bastantes estudios científicos realizados por prestigiosas autoras y autores especialistas la violencia no es algo natural sino que es aprendido por imitación y transmitido generacionalmente desde edades muy tempranas siendo el ámbito familiar el primer y principal referente en la instauración de las conductas primarias, de ahí la gran importancia de tratar lo mejor posible la educación intrafamiliar.

Por ello sería muy conveniente potenciar suficientemente las AMPAS (Asociaciones de Madres y Padres) desde los Servicios Comunitarios de Servicios Sociales, Salud y Educación, como entidad fundamental para poder realizar una auténticas labor educativa preventiva desde el ámbito intrafamiliar.

Igualmente sería fundamental aprovechar las posibilidades de los diversos medios de comunicación social (internet, televisión, radio y prensa escrita) para hacer llegar la educación comunitaria a todas las familias y personas, lo cual desgraciadamente apenas está ocurriendo hasta la fecha.

La educación en valores, el respeto a las demás personas sean cuales sean sus circunstancias diferenciales (edad, sexo, etnia, clases social; ideas religiosas, políticas o de cualquier otro tipo), una auténtica educación para el mantenimiento y fomento de la salud integral bio-psico-social desde la perspectiva comunitaria y de género.

Es necesario así mismo resaltar valores positivos, modelos positivos y referentes meritorios constructivos de forma contínua por todos los medios posibles frente al individualismo insolidario competitivo obsesivo y consumista que actualmente predomina en nuestra sociedad.

Por tanto la educación en el respeto, mucho más allá de la mera tolerancia, el fomento de la cooperación interpersonal y la solidaridad comunitarias son piezas fundamentales para la construcción de una sociedad mejor, más justa y por ello más feliz para todas las personas, porque la auténtica felicidad es posible y  es menos costosa que la infelicidad actual generalizada sufrida por un gran porcentaje de la ciudadanía.

Algunas reflexiones complementarias

Por lo tanto ya es hora de dar a la educación intrafamiliar la gran importancia que tiene en toda la vida de las personas así como para la comunidad y que se adopten para ello todas las medidas necesarias a nivel social desde las diversas autoridades comunitarias, de los sistemas integrales de salud (todavía inexistentes de forma adecuada a pesar de las muchas décadas transcurridas desde la Conferencia de Alma-Ata ), del ámbito educativo institucional y de las autoridades públicas de la cultura y la actividad física y el deporte.

Hay que interrumpir la transmisión intergeneracional de la violencia y de los comportamientos antisociales como tantas veces viene reclamando en su gran labor divulgativa el Juez de Menores de Granada, Emilio Calatayud a través tanto de sus conferencias, libros y su conocido “Decálogo para formar un delincuente”.

Así mismo es conveniente recordar y destacar el “Decálogo para Educar de Manera Coherente” elaborado por Javier Urra, donde pone las bases educativas intrafamiliares y generales resumido en los siguientes términos básicos:

  1. Deseo vocacional educativo
  1. Amor a la educación en responsabilidad
  1. Educar en autonomía mediante normas y límites
  1. Enseñar a empatizar y respetar
  1. Saber asumir frustraciones
  1. Crear relaciones abiertas sinceras
  1. Relativizar los problemas con humor
  1. Compartir amistad y solidaridad
  1. Ser transcendentes mejorando cada día
  1. Admitir nuestras carencias con natural humildad

Hay que aprovechar la gran sabiduría que a diario comparten especialistas más o menos conocidos a través de su trabajo diario y su difusión pública, donde una vez más nos demuestran las grandes posibilidades educativas que a veces cumplen los medios de comunicación con su uso práctico positivo.

Grandes divulgadores en el ámbito de la Medicina como Valentín Fuster, de la Psicología como Javier Urra, de la Ciencia como Eduard Punset… nos están demostrando a diario que es posible, que es fácil, que es barato y sobre todo que es muy útil llegar a la mayor cantidad posible de personas que quieran beneficiarse de su sabiduría para lograr una mejor calidad de vida y por tanto una mayor felicidad.

Bibliografía recomendada de apoyo

“Mi chico me pega pero yo le quiero (cómo ayudar a una chica joven que sufre malos tratos en su pareja)”.Fernando Gálligo Estévez. Colección “SOS…Psicología Útil”. Editorial Pirámide. 3ª edición. Madrid, junio 2014.

“Amando sin dolor, disfrutar amando” ( prólogo de Javier Urra) Colección Manuales Prácticos de Psicología Editorial Pirámide (Grupo Editorial Anaya).

“Escuela Práctica para padres” Javier Urra Portillo. Editorial La Esfera de los Libros. Madrid, 2004.

“Educar con sentido común (todo lo que hay que saber para que tus hijos y tú seais felices)” Javier Urra Portillo. Editorial Aguilar. Madrid, 2009.

“Mis sentencias ejemplares”. Emilio Calatayud y Carlos Morán. Editorial La Esfera de los Libros. Madrid, 2008.

“El NO también ayuda a crecer”. María Jesús Alava Reyes. Editorial La Esfera de los Libros. Madrid, 2002.

52 Comments

  • Marcela Rodríguez dice:

    Excelentes aportes. Agregaría como otra de las principales fuentes informativas de los jóvenes a los medios de comunicación social, que incitan de diversas maneras a la violencia reforzando muchos estereotipos y conductas violentas y no necesariamente físicas. Pareciera que en la actualidad se tiende a ver como “normal” aquella típica frase de “te celo/controlo/pego porque te quiero/amo”, al punto que se interioriza y se acepta como una expresión de amor.

    • FERNANDO GÁLLIGO ESTÉVEZ dice:

      GRACIAS POR SU COMENTARIO
      A SU DISPOSICIÓN
      SALUDOS CORDIALES
      FERNANDO GÁLLIGO ESTÉVEZ
      PSICÓLOGO, SEXÓLOGO Y ESCRITOR

  • Carolina dice:

    Excelentes aportes! Es necesario “desnaturalizar” la violencia!
    Saludos

  • Licda. Greiling Arlette Guerrero Ceballos dice:

    Excelente exponencia gracias por los aportes.

  • Germán Amado dice:

    Mil gracias por el aporte, pero a esto debemos sumarle la crianza de padre o madre cuando el otro no existe como tal en el hogar y como tú lo decías el ser permisiva o permisivo con el menor o adolescente por miedo a que este se vaya por que amenaza con irse para donde papá o mamá según sea el caso de con quién viva.

    Pero muy buena investigación y aporte.

    Gracias mil.

  • Graciela Hernandez Alvarez dice:

    Gracias por tan excelente ponencia. Tema vital en nuestra actualidad

  • Adonay dice:

    Muy interesante la temática desarrollada, cabe mencionar que los medios de comunicación como la televisión muchas veces pueden tener una doble moral en la que intentan por un lado erradicar la violencia con mensajes positivos que incentivan la práctica de valores morales procurando tener una sociedad más sana, pero por otro lado trasmiten programas, series o películas con alto contenido de violencia que al final viene a influir en un constructo social donde se concibe que las conductas violentas son normales y necesarias para conseguir lo que se desea.

  • Ana Yajaira Bula Vasquez dice:

    Muy buena ponencia, la violencia desafortunadamente actúa en muchos entornos sociales, que poco a poco pueden llegar a tocar nuestras vida, entes nuestro trabajos deben ir enfocados en la erradicación de la violencia desde un punto central que es la familia y todo lo que hace parte de ella. Gracias por sus aportes.

  • Sanjuana Hernandez dice:

    Muy buenos aportes, y excelentes estrategias para trabajar desde el nucleo fimiliar, puesto que es el primer enlace que tiene el ser humano al nacer e ir desarrollandose, asi mismo crear estrategias para padres de familia de como poder acercarse a sus hijos adolescentes, reenseñarles como poder entablar relacion con ellos, ya que hoy en dia no se les brinda mucha atencion a los jovenes por lo que no se les imponen teglas ni obligaciones. Y creo uo esto hace falta por la parte familiar, para si poder contimuar con la parte social y su demas contexto asi, con las nuevas tecnologias que el joven maneja y que son muy avanzadas.

  • Sanjuana Hernandez dice:

    Con la violencia que tenemos desde casa, vamos condicionando al adolescente a que vivir con violencia y que esta se tome como algo natural al mismo tiempo el adoleacente, joven lo siguen reproduciendo hacia su pareja llevando por delante el machismo y el egoismo de permitir a su pareja algunas libertades.

  • Adonay dice:

    Es necesario mencionar también el papel que juega la familia en la enseñanza y aprendizaje de las conductas violentas, ya que a pesar de que los niños o jóvenes sean altamente influenciados por los factores externos como los medios de comunicación, también hay que reconocer que el estilo de crianza implementado en cada individuo repercutirá en su comportamiento social, ya sea al relacionarse con amigos o al establecer relaciones de pareja. Es por ello que considero importante el aporte que realiza el autor de esta ponencia, al incentivar el aprovechamiento de los medios de comunicación para incrementar la educación normativa y moral de las familias, logrando de una manera u otra disminuir los índices de violencia juvenil.

    • Marcela Rodríguez dice:

      Estoy de acuerdo contigo. La crisis de valores y la pérdida del sentido de la familia es una factor sumamente importante en el desarrollo del fenómeno de la violencia que actualmente se puede observar en los jóvenes. El concepto de pareja y relaciones se ha ido distorsionando poco a poco como resultado de múltiples factores, entre los más importantes: la familia y el estilo de crianza.

  • waldo Jara dice:

    Los medios de comunicación dicen que son el cuarto poder del estado y día a día nos muestra todo un sistema de visualización de conductas violentas y lo normal es anormal y lo anormal es normal..es una doble moral de conceptualizar los comportamientos violentas y si te quiere puede hacer lo que quiera contigo……..hay que trabajar mucho para desnaturalizar la misma….no desmayemos en ello.

  • Gabriela Arana dice:

    Muchas veces se visualiza el amor como un sentimiento positivo y la violencia como algo negativo; sin embargo, el amor o la violencia pueden tomar rasgos entre sí que generan conductas de mayor afectación bajo la dirección de la violencia. El aspecto juvenil se deriva de las etapas donde la configuración de la persona deriva diversas dificultades en ámbitos emocionales y conductuales; por ello la existente de la relación sobre los mismos.
    Los puntos principales indican aspectos con notables avances, como novedosas influencias, novedosas familias de acuerdo a su número de integrantes, entre otros hasta la generación de la desintegración familiar.
    A partir de estos aspectos, se delimita que ambos conceptos puede tener una relación directa, en diferentes desarrollos de la vida como etapas de crecimiento, edades, sexo de la persona, profesiones, etc.
    Entre las soluciones que se plantean por ejemplo en las familias es adecuar un plan conductual que permita una organización general de bases educativas intrafamiliares, obtener sabiduría, calidad de vida y una mayor felicidad.

  • Gabriela Arana dice:

    Abordando la temática desde su principal punto, se destaca una afectación que ha determinado los cambios más determinados a lo largo de muchos años. Ciertamente en las familias es donde más se visualiza, cuando las personas mayores de edad comentan sobre las relaciones amorosas hace 50 o 60 años; lo que permite conocer aquellas infinitas diferencias que estiman el amor, así también por los años no se elimina la afectación de violencias, porque sí existían.
    El amor y la violencia han generado afectaciones desde el principio de los años (comentado anteriormente) sin embargo, estas afectaciones han tenido un aumento en su nivel de aparición de casos; así estos en aumento de complejidad y afectación a terceros generan múltiples consecuencias y devastadoras afectaciones de forma directa a la familia. Ciertamente esta misma violencia se acepta o tiende a ser aceptada por toda la población, probablemente por las múltiples consecuencias propias de la violencia.

  • David Hrdz dice:

    Con los años los problemas en la etapa de la adolescencia y la juventud se han vuelto mucho mas comunes que hace algunos años, lo malo es que estas conductas han ido cambiando al punto de como se muestra en el material, como es posible que personas a tan temprana edad puedan llegar a cometer atrocidades tan granes, es increíble como la sociedad va envenenando la mente de los jóvenes al punto de llegar a cometer estos actos

  • David Hrdz dice:

    Lo mas grave aun es que muchas de estas conductas son reforzadas en casa, como se menciono a un inicio va a depender del estilo de crianza que los padres tengan con relación a sus hijos, como en mucho de los casos los padres refuerzan las conductas de los hijos haciéndoles saber que son fuertes, que ellos deben tener el dominio y la fuerza en todo momento, y que el tiene que mandar en el hogar o regir la vida de las mujeres, y en el caso de las señoritas se refuerza que ellas deben ser sencillas humildes que deben amar y respetar a su marido como sea, y es ahi donde se abre la puerta para empezar a cometer violencia en contra de las personas

  • Norma Mendoza dice:

    Interesante ponencia y de gran importancia. Concuerdo en que la violencia de pareja cada vez es más frecuente, una de las causas podría ser que los agresores han desarrollado esas conductas por un aprendizaje social, es decir que es muy probable que lo hayan aprendido de sus padres o responsables. Lamentablemente, esto cada vez se percibe como algo común, y no necesariamente con la violencia física, sino la psicológica, dañando gravemente la autoestima de la víctima y creyendo que se merece ese tipo de violencia por alguna acción que realizo ya que su agresor así quiso plantearlo.

  • Norma Mendoza dice:

    Considero que para que la violencia no crezca cada vez más, se necesitan de talleres preventivos en donde se les enseñe a los niños la manera de tratarse unos a otros, y darles a conocer las conductas o actitudes que no están bien y que pueden dañar la integridad, así si alguien desarrolla la violencia contra ellos, puedan identificarla y denunciar a sus superiores o autoridades correspondientes.

    • Vanesa Aguilar dice:

      Estoy de acuerdo con Norma. Aunque un papel primordial es el de los padres, quienes son responsable de educar adecuadamente a sus hijos, los profesionales de la psicología pueden tomar medidas preventivas que eviten que esta violencia se desarrolle cada vez más.

  • ULISES ZEPEDA dice:

    MUY ENRIQUECEDOR EL TEMA, SIN EMBARGO ALGO CORTO CREO YO PERO FELICIDADES AL PONENTE

  • Sergio Garcia Jimenez dice:

    La violencia como tal no debe de justificarse en ningún tipo de relación, quizá para algunos es una forma de demostrar que hay cariño y afecto; sin mebargo no debe de aceptarse por ningún joven. La violencia engendra violencia y espero que no tenga que vivir en un mundo donde cada vez hay más violencia.

  • Oneyda Avelar dice:

    Un tema definitivamente muy interesante en el cual podemos ver que los cambios que han surgido a lo largo de los años sobre las relaciones de pareja son a causa de muchos factores y dos de los principales factores son el ambiente sociocultural y la dinámica familiar, como hemos podido conocer existe muchos factores mas, pero considero que los mas influyentes son estos, ya que en la mayoría de las ocasiones el actuar de la pareja se ve influenciado por los modelos de crianza que se tienen en la familia y por el ambiente en el cual la persona se desarrolla.

  • Oneyda Avelar dice:

    Estoy muy de acuerdo en que los datos sobre la violencia entre jóvenes y adolescentes es alarmante no solamente en España si no en todo el mundo, ya que en mi país El Salvador en la actualidad quienes ejercen mayor violencia son los jóvenes y en muchas ocasiones ejercen esta violencia porque tienen un mal concepto de lo que es amor ya que muchos piensan que solamente ejerciendo control y dominio sobre los demás es una manera de demostrar amor, por todo esto es importante ejercer medidas de prevención y al mismo tiempo y eliminando estas conductas violentas desde el noviazgo ya que si no se eliminan esto se llegaría a convertir en un maltrato en la vida de casados ya que no se supo controlar a tiempo la manera de arreglar los conflictos en la pareja.

  • Mertín Gilberto Covarrubias González dice:

    Magnífica exposición. Como docente universitario se observa que la dinámica de las relaciones de pareja entre jóvenes se torna cada vez más agresiva, violenta y sin consideraciones mínimas de respeto entre los géneros. En México se han realizado encuestas nacionales al respecto y las expresiones estadísticas son alarmantes. Felicidades y gracias por la aportación.

  • Magdalena Chavez mariscal dice:

    En este mundo tan deshumanizado es tan difícil distinguir entre amor y desamor entre enamoramiento y codependencia. Felicidades.

  • Lucy Serrano dice:

    Gracias por compartir sus conocimientos en este tema, Felicidades.

  • MARIA MARTA CORREA dice:

    No estoy de acuerdo con el enfoque. Estoy muy en desadcuerdo, la considero una reduccion simplista. La violencia estructural acompaña al ser humano desde sus inicios (para los creyentes leer la biblia por ejemplo, para los no creyentes cualquier cronica epica). El fenomeno muy positivo que se vive hoy es la VISIBILIZACION!!!!! La violencia desde los actores con poder siempre estuvo presente, fue naturalizada y hasta normativizada y convertida en derecho positivo. Gracias a Dios (Sí, soy creyente) se esta poniendo sobre la mesa con menos hipocresia que hay sectores que dominan a otros mediante el uso de la violencia (siquica, fisica, sexual, obstetrica, institucional, patrimonial, hacia los animales, deportiva, etc.). Junto a la visibilizacion del problema y la toma de acciones positivas en ese sentido es necesario (muy, por lo que lei en la ponencia y demas comentarios) salir de la HIPOCRESIA.

  • FERNANDO GÁLLIGO ESTÉVEZ dice:

    GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS POR SU INTERÉS CON MI APORTE Y SUS COMENTARIOS
    A SU DISPOSICIÓN
    EN MIS LIBROS PUEDEN ENCONTRAR UN TRATAMIENTO AMPLIO Y PROFUNDO DE LAS TEMÁTICAS DE MALTRATO EN PAREJA SJÓVENES ASÍ COMO LAS ALTERNATIVAS PARA MEJORAR LA SITUACIÓN
    IGUALMENTE MI ÚLTIMO LIBRO “MEJORANDO LA SRELACIONE SPERSONALES. AMISTADES, FAMILIA, PAREJA”. EDITORIAL EOS. OCTUBRE 2015
    SALUDOS CORDIALES
    FERNANDO GÁLLIGO ESTÉVEZ
    PSICÓLOGO, SEXÓLOGO Y ESCRITOR

  • Jenny Junco dice:

    El tema nos lleva a la reflexión de que hay que hacer prevención desde las escuelas, familias y que debe ser una política potente de los Estados.
    Considero que las políticas sancionadoras no es la mejor forma de atender esta problemática no miremos solo las consecuencias sino miremos las causas y los factores de riesgo.

  • Mario Dávila Gómez dice:

    Es un tema esencial para entender el comportamiento humano y sobre todo el de la violencia. Si bien concuerdo con los elementos de análisis que propician su aparecimiento, me parece que se debería trabajar focalizando los problemas centrales, separándolos de los problemas secundarios o subyacentes para plantear intervenciones. Por supuesto, eso dependen del contexto en el cual se realice el estudio. ok.

  • Mailin Ramos dice:

    Muy buena ponencia, es un tema interesante y polémico, muchas gracias por su aporte.

  • Dr Carlos Ruiz dice:

    Maravillo trabajo muy importante me ha de servir mucho, gracias.

  • Ricardo Salazar Torres dice:

    La forma como se va asumiendo las formas de interrelacion entre genero es primordial para la convivecia de las famil8as en el futuro

  • KARLA ALEJANDRA MENDEZ HERNANDEZ dice:

    un tema muy interesante para trabajar desde el ámbito preventivo en escuelas en el ámbito educativo y sobre todo en el núcleo familiar, ya que es de suma importante y urgencia crear una conciencia de la no violencia.

  • MIGUEL ANGEL CHAVEZ ROCHA dice:

    muy interesante investigación ya que la violencia se inicia desde la casa y muchas veces debido a los modelos parentales

  • Oriana Mosquera dice:

    Muy buen trabajo. Llevo un año en un programa específico con jóvenes de 16 a 29 años y es muy llamativo cómo se tratan entre ellos y en particular con sus parejas. Tienen conductas de extrema dependencia a sus parejas, anulando la relación entre otros iguales o con sus familias. No son conscientes de los limites de las relaciones de pareja dejándolo todo en manos del otro.

    Considero de esencial necesidad por parte de todos el trabajo desde ya con los más pequeños en las conductas y pensamientos sanos sobre las relaciones de pareja y con todos.

    Tal y como indicas, tienen gran carencia de capacidad de gestión de la frustración, asertividad y habilidades sociales.

    Necesitan de mucho cariño y ser escuchados.

    Un saludo

    Oriana Mosquera

    Psicóloga forense
    Psicomforense.com

  • pablo amezcua rios dice:

    excelente informacion, y mas para los que somos docente, es muy importante realizar platicas a ellos para su conocimiento

  • Roxana Vuanello dice:

    Muy buena y completa la exposición. Me intereso mucho el decalogo para educar de manera coherente como una herramienta para cortar con la violencia transgeneracional y apelar al compromiso adulto como medidas para disminuir y ojala eliminar la violencia entre jovenes.
    Saludos.

  • Vanesa Aguilar dice:

    Me llama la atención el dato porcentual obtenido en el estudio “Un 33,5 % de chicos y un 29,3 % de chicas opinaron que los celos son una expresión de amor”, ya que es interesante ver como una forma de pensar tan equivocada se da en diferentes continentes. Este estudio fue en España, y en El Salvador (que tiene una cultura completamente diferente) se comparten muchos datos como ese. Esto es preocupante ya que se repiten comportamientos y formas de pensar retorcidos. Es por eso que la educación en valores, como lo menciona el ponente, es tan importante.

  • cesar gimelli dice:

    Muy buen trabajo

  • Susana Crotti dice:

    Excelente su exposición. Agradezco mucho su aporte académico.

  • Carolina dice:

    Excelente ponencia gracias por los aportes.

  • Diego Arcadio Lima Tovar dice:

    muy buen documento para fortalecer el tema en las familias y prevenir este tipo de situaciones en nuestro entorno

  • Mardo Castellanos dice:

    Muy buen aporte, sin embargo cabe mencionar de manera mas amplia que parte de la culpa del crecimiento de violencia, es la falta de valores y el respeto, los cuales están siendo desplazados por estilos de vida inexistentes mostrado por los medios de comunicación, tales comportamientos se ven aceptados por las culturas y reflejados en el actual comportamiento de los jóvenes en la actualidad.

  • Amparo Caballeroborja dice:

    Fernando:
    el tema de violencia en la pareja es muy importante porque es la base sobre la que se construirá la familia y requiere de prevención.

  • Feliciano Jojoa H dice:

    Felicitaciones, es una radiografía del acontecer diario; trabajo con jóvenes, donde las familias disfuncionales hacen que el problema crezca de manera significativa, a la vez no se avizora un camino o guía para dar una solución; las nuevas familias compuestas por parejas del mismo sexo en la crianza de los hijos, tiene el docente que cambiar la visión de los valores, ya que están en su derecho ..

  • Emilce Ester Gutiérrez dice:

    Excelente!!! Siempre digo a mis hijos y alumnas: el NO oportuno es la palabra mágica. OBSERVAR nos permite abrir puertas. ESCUCHAR nos permite intervenir y ayudar a otros a poner en palabras lo que les molesta., lo que les lastima, lo que los incomoda. Es importante ocupar el lugar que nos corresponde en la sociedad: el de adultos responsables y comprometidos con el otro y ejercer el respeto y el amor. Muchas situaciones complejas tendrían su solución. Gracias!!!!

  • Lesbia Gonzalez dice:

    Excelente tema y sus abordaje, muy importantes comentarios, gracias

  • Jessica García dice:

    Muchas gracias por el aporte, Felicidades!!

  • Marjorie dice:

    Muy interesante, definitivamente la educación en los primeros años de vida es fundamental, sentar bases, educar en valores, desde pequeños darles pautas de resolución de conflictos, en fin, los principales educadores debemos ser los padres.
    Gracias

  • Nathalia Gutiérrez Parra dice:

    Me parece un tema muy interesante que nos lleva a reflexionar sobre los efectos que puede llegar a tener una crianza permisiva y ademas de crecer en un ámbito familiar inestable la cual puede generar que los niños desarrollen actitudes caprichosas, egoístas, se vuelvan personas inmaduras y con poca tolerancia a la frustración, a esto tambien se le puede sumar la influencia que tienen los medios de comunicación en los niños ya que en la mayoría de casos los padres no están al tanto de lo que sus hijos ven y la violencia es un tema que constantemente esta presente. Según De los Heros y Arboccó (2012) “Está claro que la observación de episodios agresivos en la TV sirve para estimular sentimientos agresivos en el espectador los niños aprenden mientras presencian los espectáculos y les cuesta diferenciar la realidad de la fantasía. La televisión afecta los valores y modelos de conducta en proporción al tiempo que se le dedica.” teniendo en cuenta lo anterior considero que es muy importante desde pequeños educar a nuestros niños en valores, disciplina y pautas de crianza con adecuada autoridad para que puedan ser personas que aporten a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *