ABUSO SEXUAL EN NIÑOS DE 9 A 12 AÑOS DE EDAD. SU IMPORTANCIA EN LOS TEST DE DIBUJOS

ANA BARRO

Resumen:

El objetivo de este trabajo es brindar un estudio de los principales indicadores psicológicos o conductuales de niños víctimas de abuso sexual infantil en el dibujo. Se clasifican los distintos síntomas que presentan estos niños o niñas.

El abuso sexual infantil es una conducta sexual   por parte de un adulto con un menor de edad. Es un problema que se presenta en la actualidad  en la mayoría de los hospitales o centro de salud, como también en las escuelas.

Las secuelas que deja en los niños que son agredidos sexuales repercuten en su psiquismo como en sus relaciones sociales. Se debe tener en consideración  el elevado nivel de estrés y malestar que presentan estos niños. Es importante hacer un paréntesis y comentar que esta problemática no es reciente. Los malos tratos en la infancia son históricos ya que estuvieron y están presenten en todas las sociedades y culturas y sin importar el estrato social del menor.

Es necesario que los profesionales de diferentes disciplinas (médicos, psicólogos, asistente sociales, abogados, grafólogos, docentes) puedan conocer en profundidad la problemática por la que viven estas víctimas y que se pueda detectar en los casos para una mayor intervención efectiva para los menores.

Abstract:

The objective of this work is to provide a study of the main psychological or behavioral indicators of child victims of child sexual abuse in drawing. The different symptoms presented by these children are classified.

Child sexual abuse is sexual conduct of an adult with a minor child. It is a problem that is present today in most hospitals or health centers, as well as in schools.

The consequences that it leaves in the children who are attacked sexual repercuts in its psyche as in its social relations. Consideration should be given to the high level of stress and discomfort experienced by these children. It is important to make a parenthesis and comment that this problem is not recent. Ill-treatment in childhood is historical as it was and is present in all societies and cultures and regardless of the child’s social status.

It is necessary for professionals from different disciplines (doctors, psychologists, social workers, lawyers, graphologists, teachers) to know in depth the problem that these victims live in and that can be detected in the cases for a greater effective intervention for minors.

 

Palabras claves: Abuso Sexual Infantil. Test de la Figura Humana. Test de Persona Bajo la Lluvia

Introducción teórica:

El abuso sexual en niños pertenece al grupo de  las modalidades de la agresión sexual dentro del conjunto de  pedofilia, hemofilia e  incesto. El concepto que describe al abuso sexual es por definición un adulto que toma a un  niño para cumplir y satisfacer sus deseos sexuales. Debido a la inmadurez emocional, psíquica y física, el niño no logra comprender la situación, no llegando a aceptar con su consentimiento.

Los abusos sexuales causan secuelas psíquicas como también la presencia del  terror y el sentimiento de indefensión en los niños. Estos delitos ponen en peligro no sólo  la integridad psicológica y física de los niños sino la incapacidad en su área emocional e incluso pueden perdurar cuando alcanzan la edad adulta.

Los niños afectados disminuyen las capacidades de aprendizaje escolar y de integrarse a los requerimientos sociales. Las emociones son expresadas con rabia, culpa, inhibición social, hostilidad y la necesidad de evitar.

El abusador se acerca al niño como si le ofreciera amor pero lo que hace es aprovechar de su inocencia y desamparo para satisfacer sus necesidades sexuales. El aspecto más destacado es que además del abuso, el niño siente que es traicionado por la violencia física al que es sometido.

Müller y López (2011) consideran que existen diferentes fases en el abuso sexual en niños. Estos son:

  • Captación: el abusador va a seleccionar a su víctima, y para ello utiliza una serie de maniobras para captar su atención.
  • Interacción sexual: el abusador se acerca al niño con caricias pero generando confusión porque esto son llevadas luego a un plano sexual.
  • Secreto: es lo fundamental para que el abuso se prolongue con el tiempo por parte del abusador.
  • Revelación: el niño cuenta la situación. Es fundamental la reacción si se le cree o se le desmiente.
  • Retractación: puede ser que en esta fase, el niño percibe que su revelación ocasiona conflictos en el núcleo familiar y puede desmentir el abuso. Esta fase para los autores es fundamental ya que se la tiene que considerar como un indicar más de que el niño ha sufrido abuso.
  • Estas fases pueden darse en un continuo, intercalarse, o  llegar a coexistir juntas.

Según el Dr. Héctor Basile, los cuatro factores que determinan el trauma en el niño abusado son los siguientes:

  • la sexualización traumática,
  • la impotencia,
  • la estigmatización y
  • la traición

En la mayoría de los casos el abusador pertenece al grupo  de la familia. La situación incestuosa comienza con caricias, para luego continuar con la masturbación y el contacto buco o  genital. Los actos los puede realizar el niño o pueden el abusador  obligar al niño/a a realizar actos de abusos sobre otras víctimas. Cuando el abuso es fuera del grupo familiar, es decir, con un desconocido, este episodio generalmente es único y la revelación del hecho es inmediata que no es  lo que sucede cuando el agresor pertenece al ambiente familiar.

También en algunos casos  se observa que los niños que presentan riesgo de ser víctimas de abuso sexual son los que todavía no hablan o presentan  retrasos en el desarrollo psíquico o físico.

Beitchman, Zucker, Hood, DaCosta, y Akman, 1991; Browne y Finkelhor, 1986; Runtz y Schallow, (1997) demuestran en sus escritos que los niños abusados presentan una extensa variedad de síntomas e incluso puede suceder que exista ausencia total de los síntomas pero pueden presenta problemas posteriores, configurando los llamados efectos latentes del abuso sexual infantil (Kendall-Tackett et al., 1993).

Es importante destacar que en un porcentaje más alto demuestran  que  los niños que fueron agredidos,   los atacantes fueron identificados por el niño ya que en la actualidad las agresiones provienen de una persona del círculo del niño o niña y no tanto de personas desconocidas.

Los síntomas  que presentan los niños que han sido abusados  son los siguientes:

  • Insomnio
  • Pesadillas
  • Depresión
  • Dificultades en convivencia si el agresor pertenece a su núcleo familiar.
  • Sentimientos de tristeza
  • Vacío
  • Desesperanza
  • Sentimientos de culpa
  • Sentimientos de inutilidad.
  • Tendencia en el suicidio (adolescentes)
  • Alteraciones en el comportamiento social
  • Enfermedades somáticas
  • Llanto fácil por poco o ningún motivo aparente.
  • Temor al contacto físico.

Dentro del ambiente familiar donde se ejerce el abuso de los niños, están presentes los siguientes factores:

  • Adicción al alcohol o toxicomanía de algún de los progenitores o de ambos.
  • Conflictos en la pareja
  • Progenitores con historia de abuso sexual o situaciones traumáticas.
  • Madre no protectora.

Las características que presentan la familia de estos niños generalmente son familias mono parentales o reconstituidas. La madre frecuentemente es enferma física o psíquicamente o está ausente en su rol materno. Son mujeres emocionalmente poco accesible y con un abuso sexual infantil en su historia de vida. En general, las madres suelen tener un grado de conocimiento de los abusos sexuales a los que son sometidos sus hijos pero no lo tienen en cuenta. Suelen se mujeres que son dependientes, pasivas y sumisas y poco protectora con sus hijos.

En su infancia, estas madres sufrieron abuso, abandono afectivo, abuso sexual y tuvieron que ser adultas antes de llegar a una edad madura.

Perrone (1997) define que estas madres en el momento en que se les comunican que sus hijos sufren de abuso sexual, parece que estuvieran ambivalentes con sus parejas y no quieren romper el vínculo con su pareja.

Existe un porcentaje elevado que los niños abusados sexualmente provienen de familias desestructuras. Los hijos más grandes suelen cumplir las responsabilidades de los adultos.

Indicadores físicos, comportamentales/emocionales y de tipo sexual en niños abusados.

  • Indicadores físicos, comportamentales/emocionales y de tipo sexual.
  • Infecciones genitales o urinarias
  • Enuresis o encopresis
  • Dificultades en caminar o sentarse.
  • Pérdida de apetito.
  • Resistencia a desnudarse o bañarse.
  • Comprensión detallada y prematura de la conducta sexual para su edad.
  • Interés exagerado por los comportamientos sexuales adultos

Es importante destacar que los abusos sexuales tienen efectos a corto plazo. Entre ellos se destacan:

  • Rabia
  • Miedo
  • Hostilidad,
  • Conductas agresivas o antisociales.
  • Irritación o dolor en la zona perineal.
  • En el caso de las niñas presenta: culpa, vergüenza, depresión y baja autoestima.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Alteraciones del sueño
  • Cambio en los hábitos de alimentación y en la escuela
  • Curiosidad sexual o conductas atípicas para la edad
  • Dificultades para establecer lazos de confianza.

Los niños que están en un ambiente familiar disfuncional y que sufren abusos sexuales pueden mostrar todas estas situaciones a través del dibujo. Es por eso que es necesario que los profesionales de diferentes disciplinas puedan conocer cuáles son los indicadores de abuso. Incluso estos niños se acomodan a las experiencias de abusos llegando a tener una fachada frente a la mirada de los demás.

¿Qué nos dice el niño abusado en el dibujo?

Los test de dibujos que son empleados para los indicadores de abusos en niños son el Dibujo de la Figura Humana y Persona bajo la lluvia.

Para el análisis e interpretación del dibujo se recurre a un conjunto de indicadores investigados y creados por autores como Emanuel Hammer (1961), Karen Machover (1968), Joseph Di Leo (1974), Elizabeth Koppitz (1976), M. R. Caride (1982), Elsa Grassano (1984), M. Esther Arzeno (1993), Graciela Celener (1997) y ampliados con otros autores.

Es importante tener en cuenta que en  los dibujos, los niños no solo nos muestran cómo viven, cuáles sus costumbres y las relaciones que tiene con su familia o con su medio social. El dibujo es importante en la vida de los niños ya que pueden mostrar situaciones que pueden ser  traumáticas como también mostrarnos sus  pesadillas o enfermedades.

Autores como Hibbard y  Hartamm (1990) realizaron una observación a niños que fueron abusados y los indicadores que más sobresalieron en los dibujos de estos dos test fueron: piernas juntas y rígidas, las manos, el cuello y  la mayor parte del cuerpo aparecen el sombreado o tachado.

El trabajo del terapeuta o entrevistador consistirá en brindar un papel y lápiz y se le dice que dibuje una persona, pero es importante aclarar que un dibujo no hace un diagnostico porque se necesita varios dibujos y seguimiento terapéutico  con el profesional o los profesionales que se encargaran de llevar a cabo el caso.

Muchos autores del psicoanálisis y la psicología consideran que el niño cuando dibuja proyecta una imagen de sí mismo.

La técnica de aplicación del test de la figura humana es fácil. Con respecto a los materiales sólo se le debe dar un lápiz negro, papel y goma de borrar y se le indica la consigna de que dibuje una persona

Los autores que refieren al dibujo de la figura humana es una herramienta eficaz en la detención de niños abusados. Los indicadores de abuso en el dibujo de la figura humana son lo siguiente:

  • Los ojos pueden ser grandes o pequeños. En el caso de los primeros son niños que tienen necesidad de ver y tener todo bajo control. En los ojos pequeños son niños que ver le generan sufrimiento. Manos grandes.
  • Manos con sombreados.
  • Piernas juntas.
  • Se puede observar sombreado en cara, en el cuerpo y en
  • Presencia de trazos que atraviesan el dibujo.
  • Trazos marcados en los genitales
  • Manos en los genitales
  • En el caso de la boca puede aparecer como un palillo o algún agregado externo en los labios (cigarrillo).
  • Sombreado en el cuerpo.
  • Sombreado de manos
  • Sombreado de cuello
  • Ojos bizcos
  • Dientes
  • Brazos pegados.
  • Omisión de brazos
  • Omisión de piernas.
  • Omisión de cuello
  • Símbolos fálicos.
  • Presión fuerte
  • Figura pequeña: inseguridad, retraimiento y depresión.
  • Omisión de pies
  • Orejas grandes: actitud persecutoria. El niño necesita estar vigilando.

En el caso de las niñas, las figuras humanas son dibujadas con seducción e incluso los rasgos faciales pueden estar maquillados. En mujeres adultas pueden indicar un rasgo de histeria pero en caso de las niñas nos muestra una precocidad sexual.

Ejemplos de los dibujos en niños abusados en el Test de la Figura Humana.

1)

2)

En el test de la Persona Bajo la Lluvia, la investigación de Girardi y Pool (2005) consideran siete indicadores gráficos. Estos son: ausencia de piso, brazos cortos, cabeza grande, ausencia de paraguas, sonrisa maníaca, lluvia sectorizada, ausencia de entorno.

A continuación se detalla una descripción de los indicadores de abuso en niños que han realizado el Test Persona Bajo la Lluvia.

  • Elementos fálicos
  • Ausencia de manos
  • Figura incompleta o infantil
  • Ausencia de piso. Esto nos remite a la ausencia de sostén y la necesidad que tiene el niño o niña de sentirse seguros.
  • Sonrisa maníaca: es un indicador de negación de desmentir la realidad traumática que vive el niño/a.
  • Ausencia de paraguas: a nivel interpretativo, el paraguas representa la protección para hacer frente a los elementos que se presenta.
  • Cabeza grande: es un indicador de preocupación excesiva.
  • Brazos cortos u omitidos: los niños sienten culpa o se siente malos por la situación que viven.
  • Rayos que caen sobre la cabeza.
  • Presencia de charcos, simbolizan enuresis.

El Test de la Persona Bajo la Lluvia (PBLL) es una prueba gráfica que se desconoce  su autor. El test nos permite evaluar la imagen corporal del sujeto permitiendo acceder a los conflictos psíquicos y mecanismos de defensa. Se puede aplicar en todas las edades y de manera individual o conjunta. El test consiste en que se solicita que dibuje una persona bajo la lluvia en la forma que desea. Se le debe entregar al entrevistado hoja, goma de borrar y lápices de colores.

A través del test Persona Bajo la Lluvia, el niño nos mostrará su mundo interno y los conflictos que acarrea.

El Test Persona Bajo la Lluvia permite interpretar la imagen corporal en situaciones que son desagradables ya que la lluvia suele ser un elemento perturbador.

Otros indicadores que nos muestran la presencia de abuso sexual en los niños en este Test son los siguientes:

  • Presencia de nubes.
  • Cabeza deteriorada
  • Presencia de elementos fálicos
  • Rigidez corporal.
  • Lluvia torrencial.
  • Ausencia de vestimenta.
  • Ausencia de detalles.
  • Pupilas fijas
  • Brazos cruzados
  • Borrado
  • Presencia de nubes espesas.

En ambos test, en el caso de los niños abusos están la presencia de genitales marcados en las figuras.

Según Mapes (1995), citado en Canton  y Cortés, la entrevista se debe dividir en tres partes. La primera es que el niño pueda entablar una buena relación con el terapeuta o entrevistador, de manera que pueda sentirse confortable para hablar. Es necesario que el profesional pueda reunir los datos con mayor precisión y detalle, como también establecer contacto con otros profesionales. En la segunda fase, el terapeuta debe entrevistar de modo más directo el abuso sexual, que es el objeto de estudio a tratar. La última fase es la confrontación, también se debe hacer un resumen de las sesiones con el niño y se plantea el trabajo que hay que realizar.

A medida de que el niño/a va realizando el dibujo, el terapeuta o entrevistador en forma disimulada tendrá que tomar nota del tiempo en que tarda en realizar el dibujo, si ha usado goma y cuáles son las partes que ha borrado o tachado.

Es importante que para realizar estos test, es necesario que el niño/a abusado/a haya sido evaluado por un médico para detectar presencia de hemorragias, fracturas o lesiones. Puede suceder que en algunos casos no exista evidencia por parte de los facultativos médicos o porque no se encuentren lesiones en el niño.

Los niños que presenten lesiones físicas o ausencia de las mismas, se presentan temerosos y asustadizos. También son niños que presentan dificultades en la alimentación, aislamiento social. El silencio que se puede observar en la mayoría de los niños nos indica  que debe ser entendido como una defensa con la finalidad de negar o desmentir el abuso.

El abuso infantil es una situación traumática y destructiva. Se debe observar los indicadores gráficos en los test indicados, como también las verbalizaciones y expresiones emocionales del niño. También se debe tener en cuenta el intercambio con otros profesionales sea de la salud, el derecho o la educación.

Referencias.

  • Alhambra, C., Huerta, C., Miranda, M., Navarro, C. & Prado, C. (2004, Diciembre). Pericias Psicológicas en víctimas de delitos sexuales: metodología de evaluación clínico-pericial desarrollada en el CAVAS metropolitano. Documento presentado en el XVI Congreso Internacional de Ciencias Forenses, Santiago, Chile.
  • Avendaño, C., Grey, N., Osnovikoff, I., Oxman, V. & Vergara, J. (1993) Violencia Sexual en Chile. Algunos indicadores relevantes. Recuperado el 13 de abril del año 2008 de http://www.pasa.cl/ index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=52&dir=D ESC&order=name&limit=10&limitstart=10
  • Bain, C. & Yáñez, M.A. (2002). Carencias que duelen: Servicios para mujeres y niñas afectadas por violencia sexual en Chile. Santiago: LOM.
  • Barudy, J. (1998). El dolor invisible en la infancia: una lectura ecosistémica del maltrato infantil. Barcelona: Paidós Ibérica.
  • Buck, J. (1995). Manual y guía de interpretación de la técnica de dibujo proyectivo. HTP. México. D.F.: El Manual Moderno. (Orig. 1992).
  • Carvacho, P., Morales, G. & Salman, V. (1998). Evaluación del desarrollo psicosexual en niñas entre los 6 y 8 años en la Región Metropolitana, que han sido víctimas de abuso sexual. Tesis de licenciatura no publicada. Universidad Diego Portales. Santiago, Chile.
  • AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA), Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, Revised (DSM-IV-TR), Barcelona, Masson.
  • Basile, Héctor S. Psicopatología. Terapia de intervención en Redes Sociales. Conceptos. UMSA. Año 72, No. 3, 1997.
  • Corsi, Jorge y Colaboradores. Violencia Familiar, Una mirada interdisciplinaria sobre un grave problema social. Ed. Paidos. Buenos Aires. 1995.
  • Martin, Peter A. Manual de Terapia de Pareja. Amorrortu Ed. Buenos Aires
  • American Academy of Child and Adolescent Psychiatry: Perspective: guidelines for the clinical evaluation of child and adolescent sexual abuse. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 27:655-657, 1988
  • American Academy of Pediatrics Committee on Child Abuse and Neglect: Guidelines for the evaluation of sexual abuse of children: subject review. Pediatrics 103:186-191, 1999.

26 Comments

  • Ana Barro dice:

    Siguiente los lineamientos del Dr. Basile es muy importante remarcar que
    “Los niños maltratados física o sexualmente presentan a menudo conductas
    antisociales, carecen de la capacidad de empatía, es decir no pueden “ponerse
    imaginariamente en el lugar del otro”, por la cual suelen violar los derechos de los
    demás, sin sentirse culposos”.

  • Manuel A. Rubio O. dice:

    El grado de insensatez de este delito ha permitido que las investigaciones de su campo sean mas amplias y especificas, permitiendo identificación y judicialización de responsables, pero el avance en recuperación de victima y victimario es muy poca, la intervención de profesionales en las recomendaciones a los cuerpos jurídicos sobre que hacer en la recuperación o que no hacer porque no existe recuperación, permitiría no tener repetición de delito. la repetición de casos de ex convictos es una mala recaída del sistema.

  • Liliana Oliver dice:

    considero que algo importante y urgente en la tarea de los profesionales de la salud es ayudar a las victimas a poder resignificar el hecho vivido traumaticamente (pasando por el logico proceso de elaboracion y dolor) a salir de ese lugar de victima en el que se lo ubica desde lo social e institucional, por no decir, desde todos los ordenes, quedando anclada en ese lugar, estigmatizandola desde el solo diagnostico y cerrando toda posibilidad de ser feliz. Debemos dar un paso mas…

  • Ma. de Lourdes López Jacobo dice:

    La importancia en los Test… Los test son solo una herramienta más, como lo es la entrevista a profundidad o semi-estructurada, etc. observar los indicadores que nos puede mostrar el dibujo de la FH o Familia, sin embargo considero de suma importancia el realizar una buena entrevista, la utilización del juego, el cambio de roles, los muñecos sexuados, las pruebas proyectivas tienen su validez pero no olvidemos que solo es una herramienta más y no es la única.
    De acuerdo con el Dr. Héctor Basile en los cuatro factores que determinaran el trauma, quiero entender que se refiere a la violencia con que la víctima fue atacado con el termino de “sexualización traumática” es así? porque otro factor del trauma es la violencia.

  • gustavo alvarez dice:

    Muy buen trabajo, entiendo que es pertinente resaltar que el abordaje Forense se da en dos grandes niveles,
    A) el genérico, estadístico y macro, donde mediante los tests se intenta detectar elementos que en función de la aplicación en poblaciones se establecen algunos indicadores fehacientes de EVENTUAL asi, como bien lo señala Hibbard y Hartamm (1990). Recalco este punto pues más allá de la línea teórica que sustentan las pruebas proyectivas, existe ineludiblemente un sustrato estadístico que les da consistencia.
    B) Y otro nivel que es el subjetivo y particular, lugar en el cual debemos ineludiblemente ratificar o rectificar lo producido en las baterías de test, allí es donde la entrevista y el contacto con el “otro” se entroniza, y debe guiar los dictámenes. Reitero buen trabajo y vaya un saludo a los autores

  • Ana Barro dice:

    Gracias Ma.de Lourdes. La disertación solo tiene como objetivo tener unos conceptos más sobre lo que son los test en casos de niños que han sufrido abuso sexual.

    Los test nos permite formular hipótesis de trabajo que luego debemos contrastar con otras pruebas. Sabemos que el profesional no solo se puede valer de los test sino de un conjunto de herramientas que son necesarias a la hora de realizar una evaluación de si el niño ha sufrido abuso como también conocer aportes de otros profesionales.

    Con respecto a lo que el Dr. Basile explica solo te puede decir que siguiendo sus lineamientos: “El abuso sexual infantil es considerado un fenómeno de determinación
    multicausal, donde los componentes sociales, culturales, situacionales y
    relacionales, además de los ontogenéticos (como la transmisión
    intergeneracional del maltrato), juegan un papel importante. La sexualización traumática de un niño es forzada por caminos evolutivamente
    inapropiados e interpersonalmente disfuncionales, conlleva al silencio
    individual, familiar y social”

    Gracias

  • Gloria Lucía García Alvarez dice:

    El abordaje de situaciones tan críticas como el abuso infantil, requiere de psicólogos sensibles que puedan evaluar sus propios instrumentos de valoración, así como sus métodos de acercamiento a esta problemática. El dibujo, el teatrino con títeres, el juego al aire libre y otras posibilidades deberán desarrollarse para no revictimizar al niño con la narrativa de lo que le ha sucedido. En mi práctica profesional he atendido numerosos casos de personas que aún en su vida adulta, nunca han podido comunicar su experiencia infantil por temor a no ser comprendidos o culpabilizados por esas vivencias. Muy interesante su artículo. Gracias

  • stella maris puhl dice:

    Lepregunto Lic. en que basa los planteos presentados y los indicadores que refiere haber en niños que han sido abusados.

  • stella maris puhl dice:

    Le pregunto Lic. en que basa los planteos presentados y los indicadores que refiere haber en niños que han sido abusados. Es importante destacar que cada niño es unico y puede responder de diferente manera. No corresponde segun mi criterio generalzar.

  • Ana Barro dice:

    Agradezco a cada uno de ustedes que me han enviado sus comentarios y el tiempo de leer la exposición. La verdad es importante para mi profesion ya que también me ayuda a profundizar en estas temáticas que son complicadas y seguir estudiando y capacitandome día a día. Con respecto a la pregunta de la Lic. Stella con respecto a la disertación se basa en trabajos de campo que he realizado, trabajo con otros profesionales desde la asistencia social, abogados, ténicos en minoridad en familia que trabajan en lugares y hogares con niños abusados y mujeres que han sufrido violencia y el intercambio que tengo con los profesionales que he mencionado. Gracias.

    Gracias a cada uno de ustedes.

  • Ana Barro dice:

    Si les interesa puedo a la brevedad enviar material de estudios, ya que de casos no lo puedo hacer. Saludos.

  • BELISARIO VALBUENA dice:

    sin duda los test proyectivos son de mucha utilidad en estos casos. Felicitacioens por la ilustración.

  • Yoder Rivadeneira Díaz dice:

    Trabajar el abuso infantil y sexual especialmente es un tema de mucha significación, tanto para la persona que ha sufrido de este hecho como para la persona que llega a evaluar, por lo que se debe tener una gran calidad humana para no revictimizar. Muy buen aporte. Felicitaciones

  • Jacqueline George dice:

    Excelente material, muchas gracias por compartir y por el compromiso en una temática tan delicada como el ASI.
    Saludos desde Uruguay.

  • anelis dice:

    gracias por compartir esta informacion. Es necesario que compartamos conocimientos empirico que nos ayude a tomar decisiones integradas en la evaluacion de abuso sexual.
    Muy agradecida, si puede compartir otro material seria de mucha ayuda
    saludos cordiales

  • Jenny dice:

    Muy interesante aporte dentro de la evaluación a niños de abuso sexual , para quienes trabajamos evaluando este tipo de casos diariamente; brindándonos herramientas para nuestra evaluación , dandonos hipotesis al aparecer los indicadores ya descritos por uds, así mismos las técnica proyectivas nos ayuda a nuestra labor forense , ya que algunos casos sobre todo en menores les es difícil verbalizar lo que les sucedió y en algunos también debemos de considerar y descartar la simulación de síntomas o indicadores que parecen en los dibujos .Felicitaciones.
    atte.
    Jenny Quilca
    Peru

  • Ana Barro dice:

    Gracias a cada uno de ustedes. Sus opiniones me permiten seguir capacitandome en estas temáticas que son siempre complejas y siempre es necesario conocer los aportes de diferentes profesiones para ampliar y tener más herramienta para el trabajo de campo.

    Saludos cordiales.

  • Carolina dice:

    Excelente trabajo. Felicitaciones
    Saludos desde Uruguay

  • Ana Barro dice:

    Gracias Carolina y la verdad a cada uno de los profesionales que han leído la disertación. Me ayuda mucho sus opiniones para seguir estudiando y indagando sobre esta problematica

  • Dr. Carlos Ruiz dice:

    extraordinario y orientador trabajo gracias.

  • Ana Barro dice:

    Dr Carlos Ruiz agradezco su comentario y su tiempo de leer la disertación. Saludos.

  • Cleta Antonia Torres Pérez dice:

    Un trabajo desde mi punto de vista que permite replantear numerosos cuestionamientos, me uno a las(os) presentes comentando que si bien, el diagnóstico por medio del dibujo es una herramienta valiosísima, la rehabilitación lo es también, y así como en otros temas expuestos en este Congreso, se están haciendo grandes cosas, sin embargo, no hay que claudicar.

  • María Gregoria Ramos García dice:

    Gracias por su ponencia

  • MARIBEL HERRERA BUSTAMANTE dice:

    Interesante articulo, sin duda las pruebas proyectivas son de importancia para poder identificar, entender y comprender lo que muchos menores victimas de delitos contra la libertad sexual, no pueden expresarlo a través de su lenguaje verbal; de ahí la importancia de dar énfasis en la creación de instrumentos psicológicos que aportan en nuestro trabajo como forenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *