PSICOLOGÍA POLÍTICA, PSICOLOGIA JURIDICA Y PSICOEVOLUCION

LESBIA ISABEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ

Griego antiguo: politikḗ, es la relación de los ciudadanos, la toma de decisiones y gobierno que aplican a los mismos, de esa dinámica se ocupa la Ciencia Política y parte de su objetivo y el más importante es el bien común.

Los seres humanos somos seres políticos, la política es estar en comunidad para sobrevivir como especie; esta inclinación básica aumenta las probabilidades de ese objetivo, por ello es intrínseco al ser humano organizarnos en comunidad para aumentar y asegurar nuestra preservación. Hacemos política a diario, las tomas de decisiones son políticas.

Sin embargo, muchos de los que usan la Política como profesión y modus vivendi dentro de su perfil personal de sobrevivencia dejan a un lado el bien común por el propio. Es decir, ellos no son realmente políticos, usan la excusa de serlo, están por decirlo así “dañados”, no los mueve el bien común, lo fingen. Tales personas han usado de forma tergiversada la Política, contrario a muchos grandes políticos que la historia señala, hoy día parecen salir más y más estos que usan la política, es decir; el bien común como excusa, como trampolín para sus fines que inconscientemente involuciona el desarrollo de la humanidad, la atrasa, como tantas veces ha pasado en la historia que estos falsos políticos llevan al desastre el normal proceso humano del bien común. Sin embargo, ellos trabajan para su bienestar personal usando solo una parte del interés humano como el cerebro primitivo así lo hacía en los albores de la humanidad, pero ahora nosotros tenemos más desarrollo de nuestro poderoso, ilimitado cerebro.

La Psicología estudia la conducta humana y la Psicología Política, estudia al ser humano intrínsecamente, desde su afán de sobrevivir usando el bien común, de modo que podemos identificar dentro del perfil de las personas las características para unirse al logro de la mejor calidad de vida de todos y los que no ostentan semejante perfil.

Sin embargo a lo largo de muchos años conforme nos hemos convertido en Homus Economicus en la participación social, el sentido político del bien común; de la necesidad de preservarnos usando la comunidad y los grupos, ha sido atrapada por la supervivencia del más “fuerte” o el más vivo, digamos una involución de lo que somos realmente los humanos, de allí, lo alcances de la pobreza  económica, que carcome hasta los huesos, cuando hay suficientes recursos para todos, pero están distribuidos de tal forma que sólo un grupo puede estar rebosante y otro famélico y esa dinámica sostiene los sistemas económicos, puesto que “Quien puede ser rico, si no hay pobres”, como puedo yo lucir autos, joyas y demás, si todos las tienen?, he allí un dilema…

La sociedad recién empieza a usar su tercer cerebro o Neocortex;  desde que dejamos atrás la simple intención original le cerebro reptiliano de proveer las necesidades básicas; luego se añadió el  segundo cerebro: llamado límbico el cual aparece con su carga emocional , aprendimos entonces a agruparnos, conciliar, entendernos, pero la antropología ha demostrado que los progresos humanos y su evolución no van de la mano en forma lineal y progresiva, nos estancamos, salimos, aprendemos, retrocedemos y volvemos al camino, por ello la Psicología, ciencia nueva aparece para explicar esos comportamientos, pero su misión es más humana, sin embargo alguna vez se quedó en el trauma, en la enfermedad mental, explicando lo que parecía “raro”, pero hoy como Psicología del Bienestar entendió que la evolución no se detiene y entramos en la era de la Psicoevolución, la psicología explicando, entendiendo, ayudando a la humanidad a alinear sus propósitos, de mantener la especie, pero ahora no solo para simple supervivencia de los “monos desnudos”, si no para el uso de sus infinitas capacidades que todos poseen, para ser usadas en una era que está muy pronto a expandirse, sólo hemos visto parte, pero es inminente su llegada, la humanidad abriendo otra puerta de su esplendor, conquistando mucho más, la ciencia, la tecnología, el cosmos, el microcosmos… y más…

De la manera como la evolución se ha dado, para su beneficio, para su progreso, aparece la política como un comienzo, la podemos ver tiempo atrás, como se han organizado los humanos, no hablemos de Capitalismo, Socialismo, izquierdas, derechas, centros, Socialdemócratas y otros, no nos referimos a las formas como nos gobernamos o nos distribuimos los bienes y servicios, nos referimos a si hemos aprendido a respetarnos como especie, el valor que TODOS poseemos como miembros de esta especie, que convive además y necesita de las otras especies para su progreso, pero más nos necesitamos políticamente.

Este artículo se detiene en la Psicología Política, en conjunto con la Psicología Jurica y Forense porque necesitamos conocer  los perfiles de los mal llamados políticos, ya que ellos no se interesan en el bien común, , es hora de detenerlos, debemos descubrirlos a tiempo, ellos no entienden que son parte de la involución momentánea de la humanidad, como otras que ya ha tenido, pero estos momentos en que nos hemos detenido han costado vidas, enfermedades, dolores profundos, todos evitables, el perfil del individuo que por naturaleza debe ser gregario y de interés social, en estos solo son de uso propagandísticos y en el momento que logran el “poder”, no es que olvidan que quede claro, solo vuelven a ser quienes siempre fueron, por ello en unión con la psicología Jurídica y Forense analizamos dichos perfiles, conductas, máscaras y demás, puesto que lo mejor de la ciencia en Psicología es identificarlos, conocerlos y detectarlos, puesto que los electores son sus empleadores y deben hacer un proceso de selección para poder escoger a quienes lo representen en la comuna política que trabaja en el bien común como políticamente estamos hechos para llevar a la humanidad a ese esplendor un verdadero Re-Renacimiento de la humanidad con fines de conquista ahora de otros objetivos, de otras metas, todas ellas para el bien común.

No estamos desvariando, delirando sueños de opio o viendo una utopía, ya la humanidad ha pasado por estos baches, ya ha creído saberlo todo, ya ha condenado a unos por encima de otros, ya hemos cometido muchos errores, a los que después solo llamamos oscurantismos y pedimos disculpas, sea a los científicos, historiadores, artistas, razas, pensamientos, sexualidad y miles de esas fallas, que nos hace pensar que mañana nos estemos disculpando otra vez de forma vacía y hueca por no haber entendido nuestra misión política y jurídica de hacernos un equipo de la humanidad para llevarla a su esplendor y debemos identificar quienes no trabajan ese objetivo y nos atrasan usando cuanto subterfugio les valga para servirse momentáneamente de la mieles simplistas, cuando son más altas nuestras metas para la humanidad.

La Psicología es la ciencia que estudia la conducta humana, toda ella y no las partes “enfermas”, la psicología Jurídico forense entiende de perfiles y la esencia intrínseca de los seres humanos en comunidad y el uso de sus intereses personales y más importante los grupales,  la Psicología Política entiende el verdadero uso de esa palabra que implica la unión de la humanidad en el bien común, la Psicología en su rama del Bienestar quiere empoderar a los humanos de su misión psicoevolutiva, llevar a la humanidad a descubrir su infinitud y sus inmensas capacidades para que conquiste otras formas de convivir, gobernarse, reinventarse, crear, fortalecerse y seguir evolucionado porque esa es nuestra misión permanente, que aún no terminamos, queda tanto por hacer.

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *