Una mente criminal

El psicólogo forense e integrante de la Asociación Latinoamericana de Psicología Jurídica y Forense, Gustavo Álvarez, y con el psiquiatra forense y ex perito Roberto Mosera, explicaron en radio Carve cómo se comporta una mente criminal como la de este joven.

Los expertos aclararon que se basaban en información de prensa porque ninguno de los dos había estado en contacto con el caso. Álvarez dijo que se podría estar ante “una estructura de personalidad bastante particular” para la cual este caso “no es un hecho puntual ni un quiebre en la historia vital”. Mosera agregó que el homicida con estas características “no tiene remordimiento porque sabe que está haciendo mal y no [le] importa” ya que para él “la vida de los otros, afectivamente no vale, y la de él tampoco vale demasiado”.

“La falta de aspecto empático puede hacer que el delincuente no tenga ningún tipo de remordimiento en dar un disparo por la espalda”, expresó.

Para desarrollar este tipo de personalidades, Álvarez dijo que influyen varios factores como el biológico y genético pero también la “falta de apego” en la niñez, “el hacinamiento y la pobreza”.

Además, Mosera subrayó que una vez que se cristaliza el tipo de conducta “es muy difícil que exista un tratamiento eficaz” y dijo que “después de muchos años de trabajar estas situaciones” es “medio pesimista de la verdadera rehabilitación de estos individuos”, a lo que Álvarez sentenció: “¿qué es lo que ofrece a la cárcel para la rehabilitación? Es un elemento a tener en cuenta e importante”.

“Kiki” intentó autoeliminarse; se pegó un tiro en la cabeza y tiene muerte cerebral

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *